30/10/03:
¿En pacientes con espondiloartrosis cervical con compromiso medular el mejor tratamiento es farmacológico o quirúrgico?

Enviada por:
Karlita Román

La espondiloartrosis cervical es una enfermedad degenerativa frecuente de la columna. La mielopatía que produce es secundaria a un estrechamiento del canal raquídeo causado por osteofitos, hernia discal e hipertrofia del ligamento longitudinal posterior y ligamento amarillo. Su sintomatología más frecuente es debilidad de extremidades superiores, dolor y rigidez de nuca, dolor de hombros y brazos, debilidad espástica de extremidades inferiores, y en casos más severos pérdida del control de esfínteres. Parece lógico pensar que si la sintomatología es ocasionada por compresión medular, la descompresión quirúrgica debiera ser el tratamiento más adecuado para esta patología, sin embargo esto aún no esta claramente establecido. Existe sólo una revisión sistemática, de la Colaboración Cochrane que incluye 2 estudios comparando el tratamiento médico con el quirúrgico. En uno de ellos los pacientes tratados quirúrgicamente presentaron mejoría de debilidad, sensibilidad y disminución del dolor a corto plazo mayor que el grupo tratado médicamente, pero al año de seguimiento no existía diferencia significativa entre ambos grupos. El segundo estudio incluido en esta revisión no mostró diferencia a los 2 años entre ambos grupos (Cochrane Database Syst Rev. 2001;(3)). Un estudio más reciente comparó ambos tratamientos en pacientes con espondiloartrosis leve a moderada con un seguimiento de 3 años sin mostrar diferencia significativa entre el tratamiento farmacológico o quirúrgico (Spine. 2002 Oct 15;27(20):2205-10). Un estudio publicado en Agosto del año 2003 evaluó por primera vez la artroplastía cervical utilizando prótesis discales artificiales en el manejo de espondiloartrosis cervical, obteniendo excelentes resultados, sin embargo el número de pacientes tratados fue muy pequeño, no se comparó con tratamiento médico y el seguimiento fue corto para evaluar complicaciones tardías secundarias a la implantación del disco artificial. (J Spinal Disord Tech. 2003 Aug;16(4):307-13). Como vemos el mejor tratamiento para este tipo de pacientes sigue siendo un área en estudio. Es posible que a futuro nuevas técnicas quirúrgicas logren mejorar la evolución de ellos en comparación con el tratamiento médico, pero con las técnicas actuales esta diferencia no se ha logrado establecer.

Enviar comentarios

Respondida por:
Dr. Maricarmen Andrade
Revisada por UMBE

Volver