Tejido conjuntivo reticular

Figura 1

Figura 2

Figura 3

Figura 4

 

Es una variedad de tejido conjuntivo especializado que forma una malla tridimensional estable, que otorga un soporte estructural a las células migratorias de órganos relacionados directamente con los leucocitos de la sangre como son el bazo (Fig.1), los ganglios linfáticos (Figs. 2 y 3) y la médula ósea hematopoyética.

 

 

 

Las células reticulares, que corresponden a fibroblastos especializados, que secretan las microfibrillas de colágeno III las que se asocian en manojos formando las fibras reticulares. Estas se disponen formando una malla fibrilar (Fig. 4) fina a lo largo de la cual se ubican las células reticulares, cuyos procesos envuelven las fibras reticulares (Fig. 5) y a la escasa sustancia fundamental. El sistema trabecular formado por la asociación de fibras y células genera matriz con características de esponja en la cual células y fluídos pueden desplazarse (Fig.6).

Figura 5

Figura 6