Estructura General de los Tejidos Epiteliales

La estructura básica de los tejidos epiteliales corresponde a una lámina continua de células estrechamente asociadas entre sí, la que se adhiere a la matriz extracelular subyacente a ella.

Existe, sin embargo, una variedad de formas de tejido epitelial, especializada cada una de ellas en una o más funciones específicas.

Figura 1

Figura 2

 

Su función característica es formar barreras selectivas capaces de cubrir las superficies externas del organismo, y delimitar las diferentes superficies internas existentes en los distintos órganos. Son así capaces de modular la relación entre el tejido subyacente al epitelio y el medio que baña su superficie libre. A este gran grupo pertenecen los

epitelios de revestimiento.(Figuras 1 y 2).

Figura 3

Figura 4

 

Los epitelios pueden contener células especializadas en sintetizar moléculas específicas y secretarlas hacia la superficie que revisten (Figuras 3 y 4)

 

 

 

Figura 5

Figura 6

 

Los epitelios también pueden organizarse en glándulas, las que corresponden a estructuras complejas cuyas células están destinadas fundamentalmente a la secreción (Figura 5). A este grupo pertenecen los epitelios glandulares (Figura. 6).

 

En este capítulo trataremos en especial a los Epitelios de Revestimiento, considerando los siguientes aspectos:

  • funciones de los epitelios
  • clasificación tradicional
  • uniones entre células epiteliales
  • epitelios monoestratificados
  • polaridad celular en epitelios monoestratificados
  • lámina basal
  • uniones entre células y matriz extracelular