EPIDEMIOLOGÍA DE LA SALUD DEL ADOLESCENTE CHILENO:
LOS DESAFÍOS DEL TERCER MILENIO

Dra. María Ines Romero S.
Profesor Adjunto
Departamento de Salud Pública
Pontificia Universidad Católica de Chile



Home


Módulo


Próxima

 

Aspectos demográficos

Desde la perspectiva demográfica, se considera adolescentes al grupo poblacional de 10 a 19 años. En la práctica se subdividen en los de 10 a 14 y los de 15 a 19 y ello tuvo parte de su origen en los programas tradicionales que consideran la etapa de la infancia hasta los 14 años. Aceptando que el niño de 10 años es muy diferente del joven de 19, que hay diferencias por sexo y que hay una gran variabilidad individual en personas de la misma edad y mismo sexo, esta agrupación facilita la recolección de los datos para las variables de interés (numerador) así como la determinación de los subgrupos poblacionales (denominador) para el cálculo de tasas específicas. Asimismo este rango de 10 a 19 incluye a los individuos de acuerdo a las etapas -adolescencia temprana, media y tardía- en que se divide esta importante fase del desarrollo.

La proporción de población adolescente en la población general ha presentado un descenso lento pero constante a partir del Censo de 1970, en que alcanzaba a 22,8%, a 18,3% en el Censo de 1992, hasta una estimación de 17,7% para 1988. La proporción por sexos muestra un ligero predominio de mujeres, con una tendencia a la homogeneidad; 51,1% en 1970, 50,9% en 1992 y 50,5% en 1998.

Como el resto de los grupos etarios en Chile, la mayoría de los adolescentes vive en zonas urbanas, cifra que alcanza a 85,2% en 1998.

CUADRO 1
POBLACIÓN TOTAL Y ADOLESCENTE SEGÚN SEXO
CHILE. AÑOS SELECCIONADOS

POBLACIÓN POR GRUPOS

CENSO 1970

CENSO 1992

Estimación 1998

Población total

% 10-14 años

% 15-19 años

8.884.768

12,5

10,3

13.348.401

9,2

9,1

14.821.714

9,3

8,4

Población Hombres

% 10-14 años

% 15-19 años

4.343.512

12,9

10,3

6.553.254

9,5

9,4

7.336.118

9,5

8,6

Población Mujeres

%10-14 años

% 15-19 años

4.541.256

12,2

10,3

6.795.147

8,9

8,8

7.485.596

9,0

8,2

Existen otras características demográficas exploradas en el Censo de 1992 interesantes de describir, por cuanto muestran características que pueden constituirse en factores de protección o de riesgo. Entre ellas destacan la etnia declarada y la religión declarada:

 

SITUACIÓN DE SALUD A PARTIR DE INDICADORES CLÁSICOS:

MORTALIDAD:

El riesgo de morir en diferentes momentos del ciclo vital:

Como se observa, el riesgo de muerte en la población adolescente es alrededor de la décima parte del riesgo de la población general y menor aún si se le compara con la mortalidad infantil.

Las 5 primeras causas de muerte muestran la importancia de las causas externas (especialmente en varones), de los tumores malignos y neurológicas, así como de las congénitas; estas últimas tienen una tendencia al aumento, especialmente y relativo, tanto de casos como de muertes en la población chilena menor de 15 años.

Del mismo modo destacan, entre las causas externas, los accidentes del transporte, los suicidios (autoinfligidas intencionales) y los homicidios (agresiones).

En este grupo etario, la tasa de suicidio es más alta que en la población general, y varias veces mayor en hombres que en mujeres. Los medios difieren según sexo (ahorcamiento y armas de fuego en varones, sobredosis de medicamentos en mujeres). Sin embargo, la cifra real se desconoce, ya que las estadísticas muestran una importante proporción de muertes en que se ignora si fueron accidentales o intencionalmente inflingidas.

 

Morbilidad

Entre las expresiones de la enfermedad se encuentran los egresos hospitalarios, cuya distribución porcentual por sexo y subgrupo de edad se presenta a continuación

Los egresos hospitalarios varían según edad y sexo. En el grupo etario de 10 a 14 años, las causas externas, digestivas y respiratorias son las más frecuentes. En los adolescentes mayores, gran parte de los egresos son por causa gestacional (mujeres), seguidos por las traumáticas (predominantes en hombres) y digestivas.

 

La atención ambulatoria

En general la atención ambulatoria de los adolescentes es de baja frecuencia anual, promediando alrededor de un episodio atendido por persona al año. En los establecimientos de atención primaria, los diagnósticos no difieren de los que se encuentran en la atención pediátrica cuando son atendidos en el programa infantil o de los de medicina general de adultos cuando son atendidos en el programa respectivo.

Los problemas de salud propios de este grupo etario aparecen cuando son atendidos con enfoques específicos o por centros y profesionales especializados. Un ejemplo de ello ha sido tabulado para un centro especializado, privado, como se presenta a continuación:

 

ATENCIONES EN CENTRO ESPECIALIZADO

Como se observa, después de los trastornos nutricionales por exceso que representan casi un tercio de los diagnósticos, aparece el diagnóstico de depresión, trascendente en este grupo etario, caracterizado por corresponder a un período de cambios (crecimiento y desarrollo) pues tiene un impacto negativo. La depresión en los adolescentes atendidos en este centro especializado se caracteriza por afectar al 74% de las mujeres, porque el 28,3% tiene antecedentes de problemas psicológicos en la familia (versus 19% en adolescentes sin depresión) y porque el 35,8% tiene antecedentes de alcohol y drogas en la familia (versus 16,8% en los adolescentes sin depresión).

Como se observa, si bien las cifras de morbimortalidad, son bajas y proporcionalmente poco relevantes con respecto a la población general, son preocupantes por cuanto reflejan causas prevenibles.

 

 

GRUPOS ESPECIALES

El Censo de 1992 exploró la frecuencia poblacional de discapacidades. Los resultados en el grupo de adolescentes mostraron lo siguiente:

ADOLESCENTES DISCAPACITADOS. CENSO 1992
TASAS POR 100.000

  • TOTAL DISCAPACITADOS DECLARADOS:
    • 10 a 14 130,0
    • 15 a 19 138,3
  • Ceguera
    • 10 a 14 11,2
    • 15 a 19 9,7
  • Deficiencia Mental
    • 10 a 14 150,4
    • 15 a 19 163,8
  • Sordera
    • 10 a 19 31,0
  • Mudez
    • 10 a 19 17,6
  • Parálisis cerebral
    • 10 a 19 55.5

 

SEXUALIDAD Y FECUNDIDAD

ALGUNOS DATOS SOBRE SEXUALIDAD

 

ALGUNOS DATOS SOBRE EMBARAZO ADOLESCENTE

De los datos anteriores se desprende que la tasas de fecundidad específica disminuye para toda edad, aunque el descenso es más lento en las adolescentes por lo que se observa un aumento proporcional de madres jóvenes.

Desde la perspectiva biomédica, los mayores riesgos de morbimortalidad en la madre adolescente y su hijo se han ido controlando progresivamente acercando las tasas a las de la madre adulta joven.

Con respecto al aborto, las cifras reales se desconocen, aunque se estima que los abortos en las adolescentes menores de 20 años no representarían más del 10% del total de abortos.

Los riesgos psicosociales se asocian, también, a la alta frecuencia de madre no casada (95% de los hijos de madre menores de 15 años). Además, cerca del 20% de los hijos de madre adolescente tienen también un padre adolescente.

Los riesgos, particularmente los psicosociales, asociados al ejercicio de la sexualidad y a la fecundidad en la adolescencia se caracterizan por afectar a los grupos más desposeídos (quinteles inferiores de ingreso, sectores de pobreza e indigencia), contribuyendo a la inequidad social y a la perpetuación del ciclo de la pobreza.

 

ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL Y SIDA :

El 3,9% de las personas infectadas por VIH diagnosticadas entre 1987 y 1998 fueron adolescentes, 75% varones, y cerca de la mitad en la Región Metropolitana. De los casos de SIDA, el 11% se sitúa entre 10 y 24 años y la mayoría corresponde a jóvenes de 20 a 24 años (85%). Considerando la longitud del período de incubación de la enfermedad, a pesar de ser diagnosticado más tarde, el contagio se realizaría durante la adolescencia o juventud. La vía de transmisión más frecuente es la sexual dentro de las cifras totales, en 4 de 5 casos.

 

LA INTERACCIÓN DE LOS ELEMENTOS DETERMINANTES Y LA SALUD REPRODUCTIVA:

Agentes socializadores en sexualidad según los jóvenes

Los profesores, los amigos y los libros son los que más les han enseñado sobre sexualidad. La madre y el padre tienen un rol diferenciado con mayor influencia en el hijo del mismo sexo, de acuerdo a un estudio en la Comuna de Quinta Normal, Santiago, 1997:

Persona o medio que más ha enseñado sobre sexualidad.
Población de 15 a 19 años, según sexo.
Quinta Normal, 1997

Persona o Medio

Masculino

Femenino

Total

Profesores

37,5

26,4

31,7

Padre

19,4

3,3

11,3

Madre

9,7

37,6

23,2

Amigos/as

12,9

10,7

11,7

Iglesia

0,4

2,1

1,2

Libros sobre el tema

11,3

10,3

10,7

Revistas/películas

3,2

2,5

2,8

Otros/no responde

5,6

7,0

1,0

Fuente : Rossetti, J.; Sexualidad adolescente. Un desafío para la sociedad chilena. 1997

 

Para el inicio de las relaciones sexuales y sexualidad activa, los adolescentes señalan como factores mas importantes que haya amor, que ambos se quieran y el matrimonio. El período de iniciación se da fundamentalmente en el tramo de edad de 15 a 19 años con un 68 % de los jóvenes encuestados de 15 a 29 años. En cuanto a la frecuencia de las relaciones sexuales, un cuarto de los varones sexualmente activos de 15 a 19 años señaló tenerlas a lo menos una vez a la semana, y cerca del 41% una vez al mes o más. (Fuente : INJUV, Segunda Encuesta Nacional de Jóvenes 1997).

Cerca del 80% de los adolescentes de 15 a 19 años perciben el riesgo de embarazo; el 80% no hace uso de métodos anticonceptivos en la primera relación sexual, sin diferencia por sexo. (Estudio de Rosetti citado). Una vez iniciada la actividad sexual (Región Metropolitana, 1997), alrededor de 25% de los adolescentes utilizaría frecuentemente un método anticonceptivo y un 40% no los utilizaría nunca.

 

Frecuencia de uso de MAC durante las relaciones sexuales.
Adolescentes de 14 a 20 años, según sexo.
Región Metropolitana, 1997

Frecuencia de

Nunca

A veces

Frecuente

Total

Uso de MAC

%

%

%

%

Hombre

106

40,3

94

35,7

63

24,0

263

100,0

Mujer

56

35,5

44

26,5

63

38,0

66

100,0

Total

165

38,4

138

32,2

126

29,4

429

100,0

Fuente: Lavín, F.; Lavín, P.; Vivanco, S.; Estudio de Conducta Sexual en los/as Adolescentes de la Región Metropolitana, Urbano/Rural, 1997

 

SALUD MENTAL

Un estudio de prevalencia de trastornos mentales en jóvenes de Santiago en 1994, mostró que la mayor frecuencia de problemas de salud mental correspondía a trastornos afectivos, trastornos ansiosos y abuso/dependencia de sustancias.

Consumo de sustancias

ALGUNOS DATOS SOBRE USO-ABUSO DE SUSTANCIAS

Cerca de la mitad de los escolares a nivel nacional consumiría alcohol y tabaco, situando la edad de inicio promedio para ambos alrededor de los 13 años. En el primer caso no hay diferencia por género, pero en el segundo es más frecuente en mujeres.

En lo que se refiere a uso de drogas ilegales, la edad de inicio se situaría entre los 13 y los 15 años, predominando la marihuana, los tranquilizantes, la cocaína y la pasta base.

 

Conductas antisociales

La violencia y el vandalismo no son infrecuentes en los adolescentes, especialmente en varones.

Delincuencia y violencia :

Existe una tendencia al aumento de robo con violencia, protagonizado cada vez más por jóvenes menores de 18 años. Dos tercios de los jóvenes involucrados en delitos lo harían bajo la influencia de la pasta base. Un tercio se habría fugado alguna vez de su casa. Es importante señalar que cerca de 10.000 jóvenes entre 16 y 18 años son detenidos anualmente por carabineros, y sólo la mitad puede ser atendido en centros de rehabilitación del Servicio Nacional de Menores.

Homicidios : el 47% de los detenidos en 1996 por este motivo correspondían a jóvenes de 10 a 24 años de edad.

 

Violencia en contra de los adolescentes:

Maltrato físico y abuso sexual: entre el 10 y el 15% de los adolescentes tendrían antecedentes de maltrato, en general predominando en mujeres, y el de violencia sexual entre el 1 y el 5% también predominante en el mismo sexo.

Una tesis para obtener el título de psicología mostró lo siguiente:

53% estudiantes de una Universidad declaran haber sido golpeados en el período entre los 13 y los 20 años:

  • Por madres y padres
  • Asociado a disciplina
  • 76% de las veces en presencia de otros miembros del grupo familiar
  • Familia biparental asociado a menor frecuencia
  • Máximo riesgo en familias en que la madre ha vuelto a establecer una relación de pareja en el hogar.

 

Violencia escolar:

Se ha observado un incremento de la violencia física entre los alumnos ( incremento en todos los tipos de establecimiento), asociado a robo y a consumo de alcohol y drogas. Esto podría denotar una pérdida del control social que debería ejercer la entidad educativa y las deficiencias de integración sociocultural.

 

LA SITUACIÓN SOCIAL:

Caracterización socioeconómica de los adolescentes.

Las encuestas CASEN que se realizan periódica y sistemáticamente muestran una evolución positiva con disminución de los porcentajes de pobreza e indigencia, para toda la población y, también para los adolescentes. Para el año 1998 los porcentajes de pobreza son cercanos a 20%, de los cuales un 5% correspondería a indigencia.

 

Educación.

La evolución del nivel de educación y la cobertura de la enseñanza refleja el desarrollo del país.

COBERTURA PORCENTUAL DE ATENCIÓN EN EDUCACIÓN BÁSICA Y MEDIA
AÑOS CENSALES Y ULTIMO AÑO DISPONIBLE

AÑO

BÁSICA %

MEDIA %

1970

93,3

49,7

1982

95,3

65,0

1992

98,2

79,9

1998

96,1

81,8

COBERTURA PORCENTUAL DE ATENCIÓN EN EDUCACIÓN BÁSICA Y MEDIA
TOTAL PAÍS Y POR REGIONES. 1998

REGIÓN

BÁSICA

MEDIA

PAÍS

96,1

81,8

I

106,7

94,4

II

101,1

83,3

III

98,2

80,5

IV

101,7

84,5

V

100,0

89,9

VI

99,4

77,4

VII

97,5

77,4

VIII

93,1

78,9

IX

95,5

80,5

X

96,6

75,3

XI

96,2

76,5

XII

102,5

99,4

METROPOLITANA

93,3

82,8

La evolución de las cifras de cobertura es claramente positiva. El desafío actual, además del mejoramiento de la calidad de la educación es resolver las brechas: el promedio de la escolaridad de la población joven de 15 a 24 años muestra que el quintil más pobre alcanza 8,9 años de estudios en tanto el quintil superior alcanza 13 años de escolaridad.

 

Deserción escolar:

El abandono de los estudios puede predisponer a presentar conductas de riesgo. Afectaría al 60% de los jóvenes de estrato socioeconómico bajo, al 33% del estrato medio y muy poco al estrato superior.

Según encuesta CASEN, en el caso de los hombres, las causas serían la decisión de trabajar, los problemas económicos y la falta de interés en los estudios o los problemas escolares; mientras que en el caso de las mujeres, serían los problemas económicos, el trabajo, el embarazo y el matrimonio.

Trabajo:

La Organización Internacional del Trabajo recomienda establecer la edad mínima para el trabajo en 14 años, y limitar el empleo en los menores de 18 años en ambientes peligroso como la minería, el mar, la agricultura y la industria.

En Chile, se desconoce la cifra de trabajadores menores de 14 años, pero más del 50% de los trabajadores de 15 a 19 años no tienen contrato. En 1996, el 17% de la fuerza laboral estaba representada por jóvenes de 15 a 24 años, esencialmente en Comercio y Servicios, y con un ingreso promedio inferior a dos tercios del de la población general, con una diferencia significativa entre distintos grupos socioeconómicos y sexo (encuesta CASEN).

Entre los varones jóvenes de 15 a 19 años, las tres cuartas partes sólo estudiaba, y una muy pequeña proporción no estudiaba ni trabajaba según encuesta del Instituto Nacional de la Juventud, 1997.

 

Actividad de los jóvenes en varones de 15 a 19 años

Situación

15 a 19 años

Estudia

76,2%

Trabaja y estudia

6,3%

Trabaja

8,9%

Busca trabajo por primera vez

1,4%

Sin trabajo y busca, habiendo trabajado antes

3,1%

No estudia, no trabaja, no busca trabajo

3,0%

Trabaja como dueña de casa/ ayudas en hogar

0,4%

Fuente : INJUV, Segunda Encuesta Nacional de Jóvenes 1997.

 

Desocupación:

Se concentra en jóvenes menores de 20 años de estrato bajo, que tienen una visión negativa del mercado del trabajo,y donde un 9,5% se encuentra desocupado y un 4,5% inactivo. Las razones mencionadas son "falta de oportunidades" y "por opción" ( falta de interés o no tiene necesidad de trabajar).

Participación social:

Según encuestas del Instituto Nacional de la Juventud (1994 y 1997), el 46,5% de los jóvenes de 15 a 24 años participa en algún tipo de organización social y ésta es, en general, deportiva.

En 1996, el 6,5% de los jóvenes de 18 y 19 años y el 48,7% de los de 20 a 24 estaban inscritos en los registros electorales.

Tiempo libre y recreación:

Según la Dirección de Deportes y Recreación en 1996, el 59% de los jóvenes entre 10 y17 años practica algún deporte, mayoritariamente los varones. La encuesta del Instituto Nacional de la Juventud 1997 señala que el 25% de los jóvenes practican deportes durante su tiempo libre, predominando en varones de 15 a 19 años y en estratos altos.

 

LOS DESAFÍOS PARA EL TERCER MILENIO

La epidemiología de la salud de los adolescentes nos presenta un diagnóstico de situación en que destaca, por una parte una notoria mejoría de los indicadores tradicionales de salud biomédica (morbimortalidad) y, por otra, una progresiva conciencia de la importancia de los aspectos psicosociales.

Así, para mejorar la salud y la calidad de vida de los adolescentes se requiere de acciones diferentes de aquéllas que fueron exitosas para los menores de 10 años y especialmente para los menores de 1 año.

Los fundamentos para enfrentar los desafíos se pueden resumir:

 

 


 


Home


Módulo


Próxima