Caso Clínico

 


Home


Módulo


Próxima

Programa Integral de Salud y Desarrollo Juvenil en Santiago, Chile

Dra. Tamara Zubarew
Dra. Matilde Maddaleno

 

 

El modelo de atención que se describe a continuación es la implementación operacional de una Unidad de Adolescencia diferenciada dentro de un centro de salud del nivel primario de atención, que se desarrolló en un sector de bajo nivel socioeconómico de Santiago, Chile.

Su propósito fue crear un programa de atención de salud centrado en las necesidades de los jóvenes de una comunidad de bajos recursos, que integre y coordine los diferente niveles de atención, con énfasis en el nivel primario y en la participación juvenil y comunitaria, con el fin de contribuir a mejorar la calidad de vida de los adolescentes y disminuir sus conductas de riesgo.

 

 

Los objetivos planteados por el programa fueron:

  1. Relativos a los servicios de atención de salud: Fortalecer y ampliar las actividades del consultorio y la comunidad (nivel primario); las atenciones de especialidades en los hospitales (nivel secundario) y en la sala de hospitalización (nivel terciario) en la atención de salud del adolescente
       
  2. Relativos a nivel comunitario: Diseñar y desarrollar programas de promoción de salud integral para adolescentes y jóvenes, incorporando los recursos comunitarios y la participación juvenil.
       
  3. Relativos a capacitación e investigación: Formar a los profesionales de salud y de otras áreas relacionadas con el desarrollo del adolescente, entregándoles una capacitación especialmente dirigida a atender las necesidades de este grupo.

 

Programas y actividades de atención integral de adolescentes y jóvenes realizados:

  1. Programa de atención de morbilidad de adolescentes y jóvenes: otorgada por un equipo interdisciplinario: médico, psicóloga, asistente social, enfermera, terapeuta ocupacional, dentista, asesoría de psiquiatra.
  2. Programa de atención de la adolescente embarazada y su hijo menor de un año: Control prenatal, de puerperio, del recién nacido y lactante hasta el años de edad, prevención de segundo embarazo, atención ginecológica, consejería en sexualidad. Talleres de sexualidad, planificación familiar, preparación para el parto, cuidados del recién nacido. Clínica de lactancia materna para adolescentes.
  3. Salud Escolar: Control de salud a adolescentes de 7º, 8º básico y 4º Medio, talleres educativos, implementación de bibliotecas de aula en los colegios del sector.
  4. Programa comunitario: Catastro de organizaciones juveniles, organización y liderazgo de la Red Joven, que agrupa lideres juveniles de la comuna que organizan actividades comunitarias en forma colaborativa, talleres de promoción de salud (sexualidad, brigadas ecológicas, liderazgo juvenil), microempresa juvenil en diseño gráfico, obras de teatro educativas, guía de servicios comunitarios.
  5. Programa de educación en salud: Recopilación, adaptación y reproducción de material educativo para adolescentes y jóvenes. Talleres: Monitores en Salud, Taller para padres en Guía Anticipatoria, Programa educativo de aprovechamiento de oportunidades perdidas en sala de espera.
  6. Programa de capacitación e investigación: Publicación de libro "Guías Curriculares para la atención de adolescentes", Talleres, cursos y seminarios de capacitación, entrenamiento en servicio para alumnos de pre y postgrado.

 

Etapas en la implementación del Programa de Adolescentes:

Etapa 1: Inserción del programa a nivel local

El programa se inició en el nivel primario de atención, articulando los servicios con el nivel secundario y terciario. Las actividades iniciales se centraron en atención de salud integral de adolescente entre 10 y 19 años, tanto atención de morbilidad como control de salud escolar, utilizando una ficha clínica standard precodificada en todos los niveles de atención. Se coordinaron actividades de atención de salud y educativas con los colegios del sector a través de la Comisión Mixta Salud Educación, instancia de reunión mensual de coordinación de profesionales de salud y educación, obligatoria por ley en Chile, en la que asisten profesores y los profesionales del consultorio encargados de las actividades de salud escolar. El programa de adolescentes se insertó dentro de las actividades programáticas del consultorio como actividades horizontales en todos los programas del centro de salud (Programa del niño, del adulto, de la mujer, programa dental, programa de salud mental, etc.)

 

 

Etapa 2: Redes de servicios de salud

A medida que las actividades del programa de adolescentes en el nivel primario se consolidaron, se requirió una mejor coordinación con el nivel secundario, para lo cual se implementó el concepto de redes de servicios. Se conformó una red de especialistas interesados en trabajar con adolescentes, los que iniciaron una modalidad de atención personalizada de los adolescentes derivados desde el nivel primario de atención. Esta red implementó actividades en común, que culminaron en programas diferenciales para adolescentes portadores de enfermedades crónicas y la habilitación de una Unidad de hospitalización para adolescentes a nivel terciario, docente- asistencial, con 6 camas y personal capacitado.

 

 

 

 

Etapa 3: Redes de servicios escolares

De igual modo que en el proceso anterior, a medida que el Programa de Salud Escolar se consolidaba, se requirió de una mayor interacción para coordinar las actividades, tanto de atención de salud como de capacitación. Las actividades intersectoriales requerían una coordinación efectiva y permanente entre profesores y profesionales de salud, con permanente referencia y contrarreferencia de alumnos hacia el nivel primario de atención, como del nivel primario a la comunidad escolar y al sistema de salud del nivel secundario. Aquí también se utilizó la estrategia de redes y se formó con los miembros de la Comisión Mixta de Salud y Educación una red de profesores. Esta red coordinó las actividades de salud y educación, optimizando las actividades que las escuelas del sector organizaban para los adolescentes de la comuna.

Una estrategia innovadora de participación juvenil fue la formación de una Comisión de Salud y Educación conformada por alumnos de las escuelas. Cada colegio eligió a un adolescente para esta actividad que asistía a las reuniones con los profesionales de la Unidad de adolescencia. Producto de esta actividad fue la implementación de sistemas efectivos de referencia de adolescentes en riesgo o con necesidades específicas al centro de salud (por ejemplo, al Programa de Consejería en Sexualidad) y la adaptación de estrategias educativas a las necesidades de los jóvenes, especialmente en temas como proyecto de vida e ingreso al campo laboral.

 

Etapa 4: Redes de servicios comunitarios

Para involucrar a los adolescentes que se encontraban fuera del sistema escolar se diseñaron actividades de promoción de salud a través de adolescentes promotores de salud. Esta actividad consistía en capacitar a los adolescentes en una técnica específica tal como diseño gráfico, teatro o deportes, adicionando un componente de capacitación en habilidades para la vida. Los talleres de teatro fueron muy exitosos, utilizando la estrategia de entrega de mensajes de promoción de salud a través del contenido de las obras, como por ejemplo, sexualidad. El taller de diseño gráfico fue el de mayor concurrencia y adherencia y derivó en una microempresa juvenil, en que además de capacitar en la técnica se entregaron herramientas de gestión, contabilidad y administración, además del desarrollo de habilidades para la vida.

 

Para poder implementar actividades en la comunidad, nuevamente se usó la estrategia de redes y se formó un red de organizaciones que trabaja con jóvenes de la comunidad llamada "Red Joven". La conformación de esta red en la comuna fue un trabajo lento y difícil de consolidar y se llevó a cabo a través de las siguientes etapas:

  1. Realización de un catastro de organizaciones juveniles del sector, que sirvió para promover el conocimiento mutuo y la inserción de la Unidad de Adolescencia en la comunidad.
  2. Difusión a la comunidad de las actividades y recursos que ofrecen las distintas organizaciones, para lo cual se confeccionó una Guía de Servicios Comunitarios para Jóvenes, que sirvió de información y de coordinación y evitó la duplicidad de actividades en la comuna.
  3. Fomento de la utilización de los servicios de las organizaciones de la Red Joven , de la cual la Unidad de Adolescencia pasó a ser un recurso más.
  4. Desarrollo de una relación colaborativa entre las distintas organizaciones para optimizar los recursos, lo que significaba realizar y financiar actividades en conjunto. Esta relación fue de difícil construcción, culminando con la formación de la microempresa juvenil, que en su etapa de auge fue administrada por tres organizaciones juveniles, dejando de ser un programa de la Unidad de Adolescencia.
  5. Autoperpetuación de la red dejando la capacidad instalada, que es la etapa final, en que la Red Joven es independiente de las actividades y liderazgo de la Unidad de adolescencia. Esto requirió la identificación de líderes y su capacitación, lo que permitió después de tres años llagar a un plan de acción común anual de la red joven. Esta actividad no dejó de tener problemas tanto en la consolidación como en los elementos de contexto político contingente.

En resumen, esta programa realizó actividades coordinadas desde la comunidad hasta el nivel terciario de atención, en una unidad geográfica de bajos recursos, con especial énfasis en la salud del adolescente y su familia, utilizando en su trabajo las estrategias de integralidad, interdisciplina, intersectorialidad, participación juvenil y comunitaria, redes de acción, y la inserción dentro de los programas del nivel primario de atención.

 

Evaluación del "Programa Integral de Salud y Desarrollo Juvenil". Impactos logrados.

  1. Institucionalización del Programa en la comuna: al terminar el financiamiento externo se contrató al personal y se continuaron as actividades financiadas por la Municipalidad.
  2. Desarrollo de una efectiva red de referencia para la provisión de servicios al adolescente en la comuna. En esta red se involucraron: personal de salud de los tres niveles, profesores, autoridades políticas locales, organizaciones no gubernamentales, Comisión Mita Salud- Educación, adolescentes y sus familias.
  3. Red Joven continúa su funcionamiento en forma autónoma, siendo la Unidad un punto más de la red.
  4. Partes del modelo fueron replicadas en varias otras comunas del país
  5. Personal del Programa actuó como agente capacitador y multiplicador de las actividades del Programa a nivel nacional e internacional.
  6. La ficha clínica utilizada se implementó por el Ministerio de Salud como ficha modelo en la atención de adolescentes y el equipo del Programa capacitó a profesionales de todo el país en su uso.
  7. Múltiples profesionales de salud capacitados en atención de salud de adolescentes
  8. Múltiples publicaciones de la experiencia, seminarios, cursos y trabajos de investigación generados como fruto de esta Programa.
  9. Microempresa Juvenil continúa sus actividades en forma autónoma.
  10. Aumento de lactancia materna en madres adolescentes, disminución de morbimortalidad en hijos de adolescentes, disminución de tasa de segundo embarazo en adolescentes beneficiarias del Programa.

 

Lecciones aprendidas.

  1. Necesidad de prever recursos para enfrentar el crecimiento de la demanda: tanto dotación de personal como planta física
  2. Integrar profesionales del ámbito médico como de las ciencias sociales dentro del equipo de atención.
  3. Necesidad de evaluación permanente del Programa, incluyendo medición de línea base al comenzar el proyecto, de modo de poder estimar los resultados con mayor nitidez y determinar con mayor claridad lo que sea atribuible al proyecto
  4. La evaluación debe orientar tanto a los miembros del equipo como a la gerencia del Programa.
  5. Necesidad de definir los impactos deseados con claridad antes de iniciarse el Programa
  6. Valorar la institucionalización como uno de los mayores impactos que se deben proponer desde el comienzo.
  7. Considerar que la institucionalización se consigue a través de la satisfacción de necesidades sentidas de la comunidad y del reconocimiento de la necesidad de mantener las actividades del proyecto por parte de las organizaciones que lo anidan.
  8. Alentar la interacción entre los miembros del proyecto y los miembros de las instituciones estratégicas para su institucionalización.
  9. La integración interna del equipo de trabajo es esencial para que las acciones de cada miembro del proyecto se coordinen con el trabajo del resto del equipo. Es conveniente dedicar tiempo y recursos a esta coordinación interna.
  10. El desarrollo de la interdisciplinariedad es estratégica y debe ser parte de un esfuerzo consciente por parte del equipo.

 

ESTUDIO DE CASO. REFERENCIAS

  1. Informe final del Proyecto "Programa Integral de Desarrollo Juvenil". Documento interno.
  2. Programa Integral de Salud y Desarrollo Juvenil. 1991-1994.
  3. Cona tremo. Año 1 Número 1 (1993) y Año 2 Número 2 (1994)

    Estos cuatro documentos pueden ser solicitados personalmente a los coordinadores del curso de educación a distancia.

  4. Maddaleno M. La Salud de los Adolescentes y Jóvenes. En: Acciones de salud materno-infantil a nivel local. Editores: Benguigui Y., Land S, Paganini J.M, Yunes J. Organización Panamericana de la Salud. 1996. Pag. 187-214.
  5. Florenzano R., Maddaleno M, Horwitz N, Zubarew T, Perez V, Ringeling I. Sistemas de atención de salud para adolescentes: análisis comparativo en un sector de Santiago de Chile. En: La Salud del Adolescente y el Joven. Publicación Científica N°552. Organización Panamericana de la Salud. Editores: Maddaleno M, Munist M, Serrano C, Silber T, Suárez- Ojeda N, Yunes J. 1995. Pag. 479-486.
  6. Lineamientos para la programación de la salud integral del adolescente y módulos de atención. Organización Panamericana de la Salud. Fundación W.K.Kellogg. Moreno E, Serrano C, Garcia J, Maddaleno M, Ruzany MH. Segunda Edición. 1996.
Estos tres libros se pueden conseguir en la Oficina de la Organización Panamericana de la Salud local o solicitarlo vía OPS Washington, USA, por E-Mail a singlets@paho.org ó vía Internet a http://www.paho.org, luego escoger "Salud por grupos de población"

 

 


 


Home


Módulo


Próxima