PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATOLICA DE CHILE
ESCUELA DE MEDICINA
DEPARTAMENTO DE PEDIATRIA

 

PORTAFOLIO DE PEDIATRÍA AMBULATORIA


ATENCIÓN AMBULATORIA EN EL PERÍODO DE RECIÉN NACIDO

 

Recién Nacido es la etapa del ciclo vital que comprende desde el momento del nacimiento hasta los 28 días de vida.

En la medida en que el alta precoz en el postparto es cada vez más frecuente, las familias requieren de una Supervisión de Salud más cercana. Las madres deben ser dadas de alta con una cita concertada alrededor de cuatro días después, ser informadas acerca de dónde consultar ya sea telefónica o personalmente en caso de requerir ayuda y la posibilidad de acceder a Clínicas de apoyo a la lactancia.

La primera semana de vida del niño exige grandes ajustes por parte de los padres que generalmente se sienten exhaustos y algo sobrepasados por los requerimientos de este nuevo integrante de la familia. Ellos van descubriendo por sí solos, generalmente mediante ensayo-error, las formas de calmar al niño, reconocer cuando tiene hambre, sueño, etc. Todo esto cobra especial importancia en el caso de niños con problemas perinatales o anomalías congénitas, los cuales tienen necesidades específicas.

Desde este momento los padres pueden aprovechar los estados de alerta tranquilo del niño para comunicarse; Cantarle y vocalizarle ayuda a establecer el vínculo padre/madre-hijo.

Considerando que a la primera consulta asisten con mayor frecuencia ambos padres o incluso otras figuras de apoyo (abuelas, tías, etc.), constituye el mejor momento para transmitir los conceptos de autocuidado y comprometer a la familia en la crianza de este niño. Este último aspecto cobra especial importancia en el caso de madres adolescentes o familias monoparentales.

La llegada de un niño siempre trae cambios a la organización familiar. El apoyo del padre es muy importante: hace más fácil la adaptación al nuevo niño y ha demostrado ser incluso un factor protector de la depresión post-parto. Algunas formas de favorecer el vínculo padre-hijo y de estimular la participación activa del padre en el cuidado del hijo son la presencia del padre en el parto, el contacto precoz con el niño y su presencia en la consulta pediátrica. Los amigos o familiares cercanos pueden ser un gran apoyo para los padres inexpertos. Una abuela o hermana puede servir de modelo o guía en la técnica de lactancia o en el cuidado del niño.

Hay familias de alto riesgo, a las cuales se les debe prestar especial atención:

En la Supervisión de Salud se debe averiguar el apoyo que tienen los padres, y si éste no existe, el pediatra debe preocuparse de que encuentren ayuda en la comunidad.

Se les debe recomendar que busquen redes de apoyo entre madres con situaciones semejantes, especialmente si el recién nacido presenta problemas específicos del desarrollo.

Si los padres tienen dudas, considerando que ninguna pregunta es tonta, el equipo de salud les debe brindar apoyo y respuestas para ayudarlos a ser mejores padres y que su hijo crezca sano y feliz.

El pediatra siempre debe encontrar alguna razón para felicitar a los padres, aumentando la confianza en sus capacidades.

 

Lactancia materna

Durante las dos primeras semanas el niño recupera el peso que perdió después del nacimiento, aún así la madre debe estar atenta a los signos que indican que el niño se está alimentando bien. Siempre se debe supervisar el amamantamiento como una forma de dar mayor información y prevenir problemas de lactancia. Si no ocurre el incremento de peso esperado, es el momento apropiado para supervisar, intervenir y dar las indicaciones necesarias para verificar un adecuado incremento durante la tercera semana de vida.

La lactancia materna exclusiva es la mejor forma de alimentar a los niños durante los primeros 6 meses de vida.

El amamantamiento es instintivo y aprendido por la madre y el niño.

¿Cómo saber si el recién nacido se está alimentando bien?

  • Si el niño despierta con hambre cada 1-3 horas,
  • mama con ganas, haciendo un soplido suave cada vez que traga,
  • moja y ensucia con deposiciones al menos 6 pañales al día y
  • la madre siente que sus mamas que estaban llenas quedan más vacías al final de la mamada y sin dolor.

¿Cuáles son los signos de que hay problemas de lactancia?

  • Si el niño duerme más de 4 horas y cuesta despertarlo para las mamadas o se queda dormido al mamar recién puesto al pecho,
  • si no ensucia o moja los pañales y
  • si a la madre le duelen los pezones durante la mamada y salen deformados o con grietas al terminar de dar pecho.

Clínica de la Lactancia: consulta de apoyo en lactancia clínica de la madre que trabaja

Es perfectamente posible mantener lactancia exclusiva al volver a trabajar. Al mes postparto ya debiera discutirse el retorno al trabajo con la madre, cuales son sus planes, horario de trabajo y distancia y quien cuidará del niño. Si no va a poder llevarlo al trabajo o tenerlo cerca para amamantarlo, debe comenzara practicar la extracción manual de leche y conocer como conservarla en el refrigerador. Se puede derivar a la clínica de la madre que trabaja.

 

Texto

Objetivos Específicos

Contenidos

Actividades

Cuestionario de Autoevaluación

Registro de Actividades

Volver a la lista de temas