I.2.F.- Celulitis Orbitaria

 

 

En la foto se observa a un paciente con celulitis orbitaria, que presenta gran inflamación de la región preseptal a un punto que hacía imposible abrir espontaneamente los parpados. El foco de origen más frecuente de una infección orbitaria es un foco sinusal y le sigue en frecuencia una celulitis preseptal que se extiende a la orbita y vía hematógena que es menos frecuente.
La infección se extiende por detrás del septum orbitario. Hay Proptosis (exoftalmo), compromiso de la Motilidad Ocular y Dolor al mover los ojos. La disminución de AV, Defecto pupilar aferente y Edema papilar indican compromiso N. Óptico y hablan de una mayor severidad. La Tromboflebitis del seno Cavernoso es infrecuente pero una complicación muy temida. En cuadros sugerentes de celulitis preseptal (ausencia de los síntomas antes
mencionados) sin una puerta de entrada externa, se deben efectuar una Tomografía Computada de órbita y senos paranasales.