Sudoración y palidez

El lactante con insuficiencia cardiaca tiene una sudoración aumentada, especialmente frente al esfuerzo de alimentarse, llorar o defecar. Este fenómeno es debido al aumento del trabajo físico para respirar y al aumento adrenérgico por el tono simpático aumentado, que es uno de los mecanismos compensatorios de la insuficiencia cardiaca.


 

 

La palidez terrosa  se debe a la vasoconstricción de las arteriolas de la piel para ahorrar volumen y destinarlo a órganos más vitales. Esto se debe al bajo débito cardiaco secundario a una lesión obstructiva del corazón izquierdo y o a una falla o disfunción miocárdica. Contribuye a ello el tono simpático aumentado que acompaña al síndrome de bajo débito.