Tubos de Ventilación

Los tubos de ventilación se utilizan en el tratamiento de la otitis media con efusión una vez que ha fallado el tratamiento farmacológico. También se utilizan en la otitis media aguda recurrente y pueden ser parte del tratamiento de las retracciones timpánicas. Habitualmente se colocan en el cuadrante anteroinferior de la membrana timpánica.

Estos pueden tener forma de T o de diábolo. En general los últimos duran menos que los con forma de T (6 meses y de 18 a 24 meses respectivamente), sin embargo, esto puede variar desde algunos meses a años.

En la fotografía N°1 se aprecia un tubo de ventilación en forma de T (de larga duración) in situ. El eje de la T protruye hacia el exterior, mientras que el techo de la T permanece dentro de la cavidad timpánica.

La fotografía N°2 muestra una collera en extrusión en el oído derecho. Luego de ser eliminada el tímpano cicatriza y por ello en algunas oportunidades se observará una zona retraída y de mayor transparencia. Luego de ser eliminado un tubo de ventilación puede quedar perforación timpánica, sin embargo, esto ocurre con baja frecuencia.

Figura 1 Figura 2