Mastopatia Fibroquistica

Es probablemente la lesión mamaria más frecuente. Posee una sinonimia muy extensa, en que se manifiesta el predominio de uno u otro elemento, ya sea clínico o histológico: displasia mamaria, mastitis crónica quística, enfermedad quística, mazoplasia, mastopatía esclero-quística, adenosis, mastodinia, enfermedad de Reclus y otras.


Figura 7.1

Esteatonecrosis. Destrucción de los tejidos. Infiltrado linfoplasmocitario prominente

 

Se trata de un proceso principalmente hiperplástico y proliferativo, que se observa más frecuentemente entre los 25 y 45 años de edad. Se caracteriza por la presencia de uno o varios nódulos de tamaño variable, muchas veces bilaterales, desplazables, a veces dolorosos principalmente en el período premenstrual (mastodinia). Macroscópicamente hay aumento del componente conjuntivo y múltiples quistes de contenido seroso amarillento u ocre, hasta de 4 ó 5 cm de diámetro. Al microscopio se observan múltiples quistes revestidos por epitelio prismático, a veces con una capa accesoria de células mioepiteliales; el epitelio puede estar hiperplástico, manteniendo su arquitectura; no es raro encontrar focos de metaplasia sudorípara apocrina. El estroma es denso, con infiltración variable de células mononucleares pequeñas.

Se llama quiste azul (de Bloodgood) a un quiste generalmente solitario, unicameral, de 3 a 4 cm que por transparencia muestra ese color.

Se denomina adenosis esclerosante a una forma de mastopatía con intensa proliferación epitelial y mioepitelial; su importancia radica en que puede ser confundida, tanto clínica como histológicamente con un carcinoma (Fig. 7-2).


Figura 7.2
Adenosis esclerosante. Acentuada proliferación de estructuras epiteliales con mantención de la arquitectura general.

 

Ginecomastia

Es el aumento de volumen, de tipo hiperplástico, de la glándula mamaria en el hombre. Antes de los 25 años es de causa hormonal y generalmente representa sólo un problema estético; habitualmente es bilateral. Después de la edad señalada, el aumento, unilateral o bilateral, puede ser causado por una lesión o tumor funcionantes, productores de hormonas (tumores testiculares o suprarrenales, cirrosis hepática, etc.) o bien ser iatrogénico (andrógenos o estrógenos exógenos, etc.). En algunos casos la causa no es aparente (idiopática). Macroscópicamente, se reconoce como una masa discoide firme, subareolar; al corte es muy firme, blanca y densa; al microscopio se observa proliferación de conductos con pliegues del epitelio y presencia de tejido conjuntivo periductal abundante, algo edematoso y mixoideo, que se tiñe de celeste con la técnica histológica habitual.

 

Hipertrofia Juvenil

Afecta a niñas de 10 a 15 años de edad; puede ser unilateral o bilateral y corresponde histológicamente a lo observado en la ginecomastia. Se presenta como un nódulo intramamario o bien en forma difusa. Si no regresa espontáneamente, deberá reducirse quirúrgicamente, después de los 18 a 20 años.