Se reconoce una atrofia primaria, de patogenia autoinmune, que es la causa más frecuente de hipotiroidismo extremo (mixedema). La atrofia secundaria es consecuencia de un panhipopituitarismo, por destrucción extensa de la adenohipófisis.