1.  Describa 3 tipos de ojo rojo

Esto se refiere fundamentalmente a cuadros clínicos: Un tipo de ojo rojo es el producido por la conjuntivitis  aguda, otro por la iridociclitis y otro tipo de ojo rojo es el producido por glaucoma agudo.

El ojo rojo producido por la conjuntivitis bacteriana por ejemplo se caracteriza por ser un ojo rojo superficial que compromete los fondos de saco de la conjuntiva y que se acompaña de síntomas como sensación de cuerpo extraño, sensación de dolor superficial y abundante secreción.

El ojo rojo producido por la iridociclitis aguda es un ojo rojo tipo profundo con gran inyección de vasos periqueráticos a diferencia de la conjuntivitis que compromete más los fondos de saco. Estos pacientes además tienen síntomas más dramáticos como fotofobia y dolor. La pupila se encuentra con un diámetro disminuído o sea miosis por efecto de la inflamación del iris.

La tercera causa de ojo rojo que es el glaucoma agudo es un cuadro que compromete el estado general del paciente con gran sensación de malestar, estado nauseoso, eventualmente vómitos y una intensa cefalea que afecta el hemicraneo. En estos pacientes el glaucoma se debe a la brusca elevación de la presión intraocular a valores de 50-60 mm de Hg lo cual provoca inflamación ocular por compresión de las estructuras oculares. En el examen el paciente presenta un ojo rojo  de tipo profundo, edema de la cornea que dificulta ver los detalles del iris,  y la pupila está en un estado  de semimidriasis no reactiva a la luz. La medición de la presión intraocular a través de un instrumento(un tonómetro), o bien  a través de la palpación ocular demuestra estar sumamente elevada. Además destaca al examen que se produce gran dolor a la palpación del ojo afectado.

2.  Cuando Ud recibe un paciente con ojo rojo, a que patología puede corresponder el cuadro, enumere 6 cuadros frecuentes en orden de frecuencia y el elemento clave para el diagnóstico.

La causa más frecuente indudablemente es la conjuntivitis, y de todas las conjuntivitis, la más frecuente es la conjuntivitis bacteriana. El elemento clave para el diagnóstico es la presencia de ojo rojo de tipo superficial, asociada a secreción ocular y además el paciente refiere que amanece con los ojos pegados.

Una segunda causa de ojo rojo es  la blefaroconjuntivitis aguda que puede ser una infección en la forma de orzuelo, meibomitis o en la forma de alergia del párpado asociada a compromiso de la conjuntiva. En estos casos el elemento clave es eritema, aumento de volumen del párpado, descamación y/o costras en el borde del párpado.

La tercera causa más frecuente es el cuerpo extraño conjuntival, el paciente sufre erosiones en el ojo que llevan a dolor, fotofobia y dilatación de los vasos sanguíneos de tipo superficial. El elemento clave para el diagnóstico es la sensación de cuerpo extraño.

La cuarta causa es la erosión corneal, estas se producen por traumatismos accidentales por: papeles, dedos de la mano u objetos o proyectiles de menor calibre que producen una erosión en la cornea con intenso dolor y enrojecimiento periquerático.

La quinta es la iridociclitis aguda. El paciente con iridociclitis aguda tiene una hiperemia periquerática(ojo rojo profundo) y además tiene fotofobia y disminución de la agudeza visual. En contraste los  2 cuadros anteriores no presentan disminución de la agudeza visual.

El elemento clave para el diagnóstico es el enrojecimineto periquerático y  un cuadro  que generalmente tiene 5-6 días de evolución al consultar

La sexta es el glaucoma agudo que fue mencionado en la pregunta anterior.

3.  ¿Cuál es la utilidad de la tinción con fluoresceína en el diagnóstico del ojo rojo?

La utilidad   está dada fundamentalmente porque la fluoresceína se adhiere a los defectos epiteliales, en otras palabras el diagnóstico de úlcera o erosión corneal se confirma con la tinción por parte de la fluoresceína en la zona afectada.

Una segunda utilidad es la tinción de cuerpos extraños.

4.  ¿En qué casos de ojo rojo efectúa eversión del parpado superior?

En todo los casos de ojo rojo debe efectuarse una eversión del párpado superior por la posibilidad de que exista un cuerpo extraño en el tarso o cara posterior del párpado.

5.  ¿Cuál es el tratamiento de la conjuntivitis purulenta aguda en adultos y en niños?

La conjuntivitis purulenta se asume que es una conjuntivitis bacteriana y en general se  procede a la elección de un antibiótico de amplio espectro que permite cubrir los agentes bacterianos más frecuentes.

En niños menores de 7-8 años de edad, el ideal es la aplicación de un unguento antibiótico cada 4 horas por 7-10 días. La aplicación de gotas debe ser muy frecuente y generalmente es problemática a esta edad. El antibiótico ideal es la gentamicina o tobramicina (también puede ser util cloramfenicol). Los mismos antibióticos pueden ser utilizados en los adultos y el tratamiento es en base a colirios aplicados cada 1 hora durante el día los primeros 3 días y luego cada 3 horas hasta completar 1 semana o 10 días en algunos casos para lograr la curación del cuadro. En adultos debe aplicarse un unguento del mismo antibiótico que se está aplicando en gotas al momento de dormirse durante el tratamiento.

Si el paciente no mejora después de 1 semana de tratamiento, si se compromete la agudeza visual o se agrega fotofobia, debe ser derivado para manejo por un oftalmólogo.

6.  ¿En qué caso de ojo rojo sospecha Ud un glaucoma agudo?

La sospecha del glaucoma agudo es frente a un cuadro de inicio abrupto en general en mujeres adultas mayores de  40 años en quienes se produce un cuadro de brusco dolor ocular unilateral que rápidamente evoluciona a compromiso del estado general con nauseas y vómitos y disminución de la visión, síntomas como epífora y ojo rojo. Al examen es posible observar que existe un ojo rojo de tipo profundo, la pupila en un estado de semimidriasis, la córnea se observa con un grado de edema por lo cual es dificil observar las estructuras de la cámara anterior y la tonometría o la palpación del globo ocular revelan un ojo con una tención muy aumentada y con mucho dolor a la palpación.

7.   Síntomas y signos de una úlcera corneal: Anamnesis.

En un   paciente con úlcera de la cornea esta puede deberse a causas bacterianas o traumáticas con mayor frecuencia y en tercer lugar está la etiología viral. En el caso de tratarse de una úlcera bacteriana existe un ojo rojo periquerático con secreción ocular y una mancha de color blanquecino en la cornea que revela la úlcera de en la cornea  con infiltración purulenta. El paciente tiene síntomas como dolor y fotofobia.  En el caso de una úlcera viral por ejemplo por herpes simplex, el paciente tiene antecedentes de un estado de resfrío, pudiendo coexistir un afta en la boca o un herpes labial o un herpes en la región del ala nasal o incluso vesículas perioculares; asociado a un cuadro de ojo rojo, epífora, fotofobia sin secreción ocular. Estos pacientes tiene una tinción con fluoresceína típica de la queratitis herpética con una úlcera dendrítica, confirmándose el diagnóstico.