Muerte Celular

El daño irreversible se traduce morfológicamente en muerte celular, de la cual reconocemos dos tipos: necrosis y apoptosis

Necrosis
Gangrena
Apoptosis