Según Ranke pueden distinguirse en el hombre tres estadios de la tuberculosis:

1) Estadio primario:

está representado por el complejo primario (no complicado);


2) Estadio secundario:

está representado por la extensión (complicación) del complejo primario. La extensión puede ser por contigüidad en el pulmón a partir del foco de Ghon, por vía linfática a partir del foco ganglionar, o por vía hematógena a partir del complejo primario o por vía bronquial. La extensión por vía hematógena se manifiesta en la tuberculosis miliar de los órganos. En ocasiones dicha extensión queda limitada al pulmón, lo que se conoce como la diseminación abortiva.


3) Estadio terciario:

está representada por la tuberculosis aislada de los órganos, originada de un foco metastásico. La tuberculosis aislada de los órganos puede ser el origen de una diseminación hematógena (tuberculosis miliar).